miércoles, 24 de agosto de 2011

Windows XP cumple 10 años. ¿Sus primeros 10?


Hoy, 24 de agosto, hace 10 años, fue lanzado al mercado Windows XP, sucesor de Windows 2000 y unificador de las líneas 9x y NT. Seguro es que nadie se imaginó el éxito que a lo largo de los años ha tenido este Sistema Operativo. Y es que XP coincidió con la mejor época de la tecnología en cuanto al hardware se refiere: Se dio el salto de Megabytes a Gigabytes y básicamente a Terabytes en cuando a almacenamiento se refiere. Los Hertz de los procesadores, los anchos de banda, las tasas de transferencia, todos sin excepción, se dispararon. Solo una cosa bajó y fue el costo de adquisición de la tecnología, haciéndola accesible a todo el mundo. Si a eso le sumamos la madurez adquirida en cuanto a estabilidad (heredada de Windows 2000), es fácilmente comprensible que se haya convertido en el estándar, referente absoluto y plataforma común a nivel planetario.

Aquí no analizaré las cosas que ocurrieron en el camino (conductas poco éticas con respecto al abuso de posición de mercado, prácticas monopólicas y otras consideraciones morales y legales ocurridas desde su lanzamiento hasta el día de hoy). Simplemente es una mirada hacia atrás, para recordar el paso de una década con ese compañero al lado y que sigue estando allí. Y precisamente eso último, nos hace pensar en una pregunta: ¿Hasta cuándo estará Windows XP entre nosotros?

Windows Vista contribuyó mucho con que su tiempo de vida se haya alargado tanto. Pocas veces se lanza un producto al mercado, con tanto ruido y tan malo. Era un producto sin terminar, e inmaduro para ser lanzado. Pasará a la historia como un fracaso, como Windows Millenium segunda parte. Windows 7, en cambio, es un producto madurado y bien trabajado, que permite continuar la evolución natural de los sistemas operativos de Microsoft.

Pero hay aún muchas empresas y mucha gente renuente al cambio. Otros simplemente no tienen intenciones de invertir para cambiar su hardware para poder hacer lo mismo que hacen ahora, porque, básicamente, con Windows XP puedes hacer lo mismo que haces con Windows 7 o cualquier otra interfaz gráfica de usuario, sea libre o comercial.

Donde perdió la guerra completamente es en el mercado OEM (Equipos de manufactura), los cuales vienen, la inmensa mayoría, con Windows 7 preinstalado, en cualquiera de sus sabores. Y es por esa vía que ha crecido enormemente la cantidad de usuarios de este último, y no por la vía de actualización. Es de suponer entonces que, Windows XP estará entre nosotros, el tiempo que duren funcionando los equipos en los que se encuentra instalado. ¿Cuánto? Es variable. ¿10 años más? Posible, pero poco factible. Alguna llegará, eso es seguro.

El mercado de los sistemas operativos de escritorio, está por dar un cambio radical. La próximas versiones que estarán por ver luz en los próximos años, estarán muy marcadas por el complejo de las tablas (o tablets), siendo de software ligero y de rápida ejecución, con soporte para pantallas táctiles y muy agradables a la vista.

Si hay algo que criticarle a este S.O. es que no fue capaz de impulsar a la computación a dar el salto a la computación de 64 Bits (de hecho lo retrasó) y que no fue pensado con seguridad en mira, en una época donde los delitos cibernéticos están a la orden del día.

Entre tanto, honor a quien honor merece. Windows XP es hasta el día de hoy el sistema operativo más exitoso de todos los tiempos. Y lo seguirá siendo por algún tiempo más.