viernes, 14 de octubre de 2011

La Toscana...

Un lugar mágico, romántico, inspirador. Lleno de paisajes que hacen suspirar y sonreir. Si de algo es culpable Andrea Bocelli, es de hacerme querer ese lugar, sin antes haber estado allí.