martes, 11 de marzo de 2014

Comercio en Línea: Mercadolibre Vs. OLX

Uno pago, otro gratuito; uno veterano, el otro relativamente reciente. Las opciones para hacer negocios en línea, nunca fueron tan amplias. Ahora solo es necesaria la conexión a Internet, pues la bien conocida Mercadolibre y la emergente OLX nos permiten hacer público nuestros productos y servicios a ofrecer, o más bien solicitarlos.



Mercadolibre tiene cerca de 15 años de existencia, una estructura firme en su desarrollo que garantiza facilidad de uso, con coherencia para realizar publicaciones y así mismo, para hallarlas, le han permitido ser el líder sin discusión de las ventas en línea en latinoamérica, casi sin competencia, hasta el momento. Su esquema de precios es variado, con un costo más elevado dependiendo de la relevancia que el vendedor quiera darle a su articulo en el momento de la publicación. Y al momento de la venta, se queda con una comisión del 10% aproximadamente. 

En artículos con mas de 3 de existencia, no cobra comisión por publicar, sino un porcentaje por cada unidad vendida. El truco, es mantener la identidad del comprador y vendedor desconocidas entre ellos, pero manteniendo la comunicación a través de la página. Una vez el comprador confirma la adquisición, se dan a conocer las partes, generándose automáticamente el cargo al comprador, el cual deberá pagar a mercadolibre de concretarse exitosamente la transacción. 

También es posible publicar en la modalidad "Servicios", por un pago único anual, donde la identidad es visible permanentemente. Es muy útil para aquellas personas o empresas que tienen algo que ofrecer, sin tener la menor idea de cuánto puede ser el costo, hasta realizar una evaluación. Toda la página toda rebosa de coherencia y de facilidad de uso. 



OLX por su parte, no está precisamente recién creada (tiene cerca de 8 años) pero es ahora que toma más fuerza (mucho se debe a una agresiva campaña publicitaria). El hecho de no cobrar comisiones por ventas, lo hace muy atractivo para los vendedores (al comprador le da igual). Y si no cobra comisiones, ¿Cómo subsiste? A través de la publicidad de Google incrustada en su página (Adsense, del que prometo escribir a la brevedad). 

Lo cierto es que con las deprimentes economías, poder vender sin pagar intermediario, permite ofrecer mejores precios, así como dividendos. Está enfocada de forma distinta, con una clasificación de artículos a la venta mucho más relajada, dejando al venvedor la parte descriptiva (esto último no es particularmente de mi agrado) Las partes se contactan de manera directa o a través de la página si lo prefieren. No tiene sentido controlar esto ya que no hay comisiones de por medio. 

Como dato curioso, tienen ambas un origen similar: Alec Oxenford, fue el fundador de Deremate.com (lo recuerdan), empresa luego absorvida por Mercadolibre.  El mismo Alec es el creador de OLX.  Ambas tienen convenientes aplicaciones para teléfonos inteligentes (la de OLX realmente está muy bien desarrollada, también porque su esquema es más sencillo de plantear).

Lo bueno, es que no es necesario decantarse por una sola.  Aunque sea más trabajo, es posible publicitar en ambos al mismo tiempo, no hay nada que obligue a casarse con una sola.  Al fin y al cabo, lo importante es llevar el negocio a buen término y con estas excelentes herramientas, tenemos a la tecnología como nuestro aliada.