domingo, 2 de marzo de 2014

De vuelta...



                                                                  













831 Días, que es lo mismo 119 Semanas, o 2.28 años... Es el tiempo que me ha tomado volver a publicar algo.  Si, han cambiado algunas cosas: Ya no está el Comandante Supremo  (Ni la Leche suprema, Harina, o el Azúcar).  Estamos ante una posible tercera guerra mundial por la invasión de Rusia a Ucrania y Blogspot permite justificar el texto de lado a lado (que hace que el blog se vea mucho mejor); ni está mi viejo carro :-(

Si, han cambiando algunas cosas.

19.944 Horas Después, nada de eso importa.  Seguramente los titulares de mañana no hablarán de la montaña de problemas de este mundo, porque estarán hablando de lo que estoy escribiendo aquí, en este momento. (Ego mode ON).

Así que, tan esperado como el regreso de Phil Collins, de vuelta estarán algunas publicaciones. Quizá más cortas, quizá no tan fastidiosas.  Movido por el deseo de escribir y de ver cada clic en las publicaciones adjuntas al blog, espero colocar algo útil o por lo menos no muy aburrido.

Y prometo no dejar pasar 1.196.640 Minutos nuevamente.