viernes, 21 de marzo de 2014

Dentro de Google: Adwords y Adsense (Parte 1)


Cuando escribí a cerca de Mercadolibre y OLX, prometí hablar acerca de Adsense.  Ahora que estoy enfocado en ello, no veo la manera de hacerlo, sin antes explicar lo que es Adwords.  Pero antes de eso, hay una breve reseña.

ANTECEDENTES

 Cuando la Web era joven y no era un producto de consumo masivo, no existía una manera clara de buscar la información publicada en ella (imagínate la web hoy día sin buscadores).  Fue entonces cuando algo sumamente novedoso apareció: Yahoo!

Yahoo! fue conocido como el primer buscador.  Pero realmente no fue tal cosa, ya que era un servicio de directorio (tal como si consultaras las páginas amarillas buscando a una empresa).  Si había sido registrada en él, nos daba el resultado correcto; de lo contrario, no había manera de conseguir lo solicitado.  Ciertamente fue revolucionario en su momento, poniendo orden en el caos de lo que era la web en sus inicios.  Pronto le siguieron una montaña de clones, poco mejores o peores: Webcrawler, Lycos, Altavista, Inktomi... muchos de ellos incluso existen el día de hoy.  

Y claro, como no podía ser de otra forma, el comercio estaba presente.  Nadie te impedía darle prioridad a un resultado en especial.  Un cliente podía (y puede) pagar a un buscador, para que le de relevancia en los resultados a su página web.  Esto permitiría, al menos en teoría, obtener ventajas de la misma manera que sería anunciarse en prensa, radio o televisión. Con el boom de las .COM de finales de los 90s, la prosperidad llegó para esos pseudo buscadores. Desconozco la forma en que se realizaban los negocios entre estos y sus clientes.

Pero de pronto, un desconocido llamado Google, hace su aparición.  Un buscador de verdad, que indexaba la web y encuentra contenidos.  Ligero, efectivo como ninguno y sumamente rápido (exactamente como lo es hoy).  Y Google, viendo exactamente el mismo potencian de negocios, idean una forma bastante práctica para dar potencial a la publicidad: Adwords. 
Si colocas publicidad en la TV, la verá todo el mundo, sea que al espectador le importe al o no.  Si colocas un anuncio fijo en la web, pasará lo mismo.  Pero si colocas un anuncio basado precisamente en el mismo criterio de búsqueda de cada individuo y luego facturas, solo si ha sido lo suficientemente interesante como para que el potencial interesado haga clic sobre la info y llegue a la página web del anunciante, entonces estamos hablando de Adwords.  Es una manera mucho más justa de hacer negocios.  El anunciante solo tendrá que pagar cuando se hagan clics desde el buscador  hacia su página web.  Y no solo eso:  Se puede determinar el momento del día (o los días), la zona o región donde aparecerá la publicidad y las palabras relacionadas con la búsqueda realizada.  De esta manera, la exactitud con que aparecerá el anuncio, permitirá que la gran mayoría de los visitantes del buscador puedan ver algo que si les parezca interesante.

Google tiene la decencia de discriminar entre Anuncios y Resultados de búsqueda 
El costo de cada clic es de aproximadamente 1$ por cada uno (podría ser más dependiendo de muchos criterios).  Pero puedo decir con base, que la inversión se recupera por la misma efectividad de la publicidad. Conozco personalmente a empresas que se han beneficiado con Adwords.  Además, Google nunca ha tenido la costumbre de engañar a sus usuarios con técnicas fraudulentas tales como dar a entender que los anuncios son parte de los resultados de sus búsquedas, ya que siempre los ha identificado a parte (otros motores de búsqueda no son tan nobles en ese particular).  

Es de aquí, de la publicidad, de donde nace la gran fortuna de Google.  Dieron sentido a la publicidad en la web y crearon un sistema que funciona casi a la perfección. 

Pero aqui no acaba todo.  Google también ha ideado un sistema para que cualquier persona entusiasta y/o emprendedora, pueda llevarse una pequeña parte de esa ganancia.  De hecho, es por esto que sobrevive una inmensa parte de la World Wide Web.  Hablaré de ello en la segunda entrega de esta entrada.