martes, 3 de agosto de 2010

Tecnología peligrosa: Escribir SMS al volante


Es más peligroso conducir bajo la influencia de los mensajes de texto que del alcohol. Aunque eso no quiere decir que es más seguro beber, es evidente los peligros de conducir y tratar de manipular un teléfono móvil, al mismo tiempo.

Y me confieso culpable de hacerlo también. A todas luces, es un acto de irresponsabilidad, y las leyes que existen para penar tal actitud, deben ser aplicadas correctamente. Es un asunto muy serio; posiblemente de vida o muerte. Vidas, por cierto, que ponemos en riesgo: la de los peatones y pasajeros de otros vehículos.

Entonces, si deseamos evitar algo más que un mensaje de texto mal escrito, ya sabemos lo que hay que hacer. O mejor dicho, no hacer.