sábado, 29 de mayo de 2010

Nuevas Tecnologías: La Informática está en deuda desde hace tiempo


El siglo XX, sin lugar a dudas, marcó un antes y un después en la historia de la humanidad. Específicamente hablando de la tecnología, se lograron invenciones que permitieron mejorar (en la mayoría de los casos), la calidad de vida de los hombres y mujeres de este período.

Hoy en día, damos por hecho la existencia de ciertos artefactos como la televisión, las computadoras u ordenadores personales, o los teléfonos móviles. Da la impresión de que siempre estuvieron allí. Por ejemplo, yo recuerdo perfectamente que, siendo yo un niño en los ochentas, no existía el teléfono móvil y en ocasiones saber acerca de cierto familiar que estaba en la carretera, o transmitir un mensaje urgente, era complicado. ¿Y qué decir del correo electrónico? ¿Recuerdan algo llamado Telegramas?

La miniaturización de los componentes ha permitido la movilización de la informática, a través de los laptops, y más recientemente los netbooks (mal llamados mini laptops). Los Reproductores MP3, los genéricos, o los sofisticados como el iPod o el Zune, recuerdan aquellos años gloriosos donde Sony nos regaló, de nuevo, por allá por los ochentas, aquello que llamaron Walkman y que permitía que la música estuviera allí donde estuviéramos. Nueva tecnología, mismo principio.

Las impresoras cada vez más pequeñas y sofisticadas, imprimen mejor calidad en menos tiempo, economizando energía a su vez. Los procesadores, cada vez más poderosos, con más núcleos y ancho de banda, permiten la carga más rápida de sistemas operativos devoradores de recursos.

Sin embargo, (suspiro incluido), la inmensa mayoría de estas cosas, han sido la evolución natural de la tecnología como tal, no siendo algo verdaderamente innovador. Es mi pensar, que algo falta. No sé si será que como la mayor parte del presupuesto mundial se va en comprar armas y se destina poco a la investigación, estamos estancados en pulir lo que ya hemos creado. Casualidad no es que una buena parte de los grandes inventos que nos rodean hoy en día, tengan directa relación con las guerras. Internet incluido en esta lista. Pero eso es otro tema.

Y no estoy solo en este pensamiento: tengo un compañero de trabajo que es contemporáneo conmigo que piensa exactamente igual. Además, John C. Dvorak, columnista de la revista PC Magazine, en la edición de Abril de 2010 en español, opina algo, más o menos similar.

Si puede quedar algo de esperanza, tal vez sea en la TV en 3D. Y no, no es una idea nueva, pero nunca como ahora, se ha adelantado tanto en este campo. Es verdaderamente emocionante imaginar a donde se llegará, aunque tarde años. También le doy algo de crédito a Nintendo con el Wii. Ellos hicieron algo completamente distinto a lo que venían desarrollando Microsoft y Sony con sus XBox y PlayStation, respectivamente. Mientras ellos se enfocaban en gráficos impresionantes, Nintendo simplemente se enfocó en modificar la experiencia de juego, con controles inalámbricos y sensores de movimiento corporal. Toda una innovación. Probablemente haya más que esto, pero es lo que me sube a la mente.

En definitiva, es seguro que tarde o temprano alguien pensará en crear algo que a nadie más se le ha ocurrido, lo patentará, lo venderá a precio de Diamantes y los chinos harán millones de copias (buenas y malas), del mismo producto, hasta que llegue a nuestras manos.