viernes, 30 de julio de 2010

Alimentándonos con Ronald

Yo no soy un experto en nutrición. De hecho, no es mucho lo que sé acerca del tema, más allá de saber que no se debe comer muchos carbohidratos y que debemos tener una dieta rica en proteínas (cosa que no siempre es fácil). Pero comiendo hace unos días en un McDonalds, sin querer noté que al reverso del mantel de papel que entregan en la bandeja, se encontraba el valor nutricional de cada una de las opciones disponibles en el menú.


Revisando entonces la información recién llegada a mis manos, pude notar con algo de sorpresa, lo elevado en calorías que son cada uno de los productos ofrecidos en el menú (salvo excepciones lógicas como Coca Cola Light o aquello relacionado con Splenda). Incluso las ensaladas, que se suponen deberían ser mucho más bajas en calorías, llegan a tener en algunos casos, hasta más de 350 calorías.

Insisto, quien escribe no es ninguna clase de autoridad en cuanto al tema de la nutrición. Tampoco es mi intención cuestionar la calidad del menú o del servicio ofrecido en McDonalds. Simplemente me parece que la cantidad de calorías que se encuentra en cada uno de los platos es bastante elevada.

Me tomé la libertad de digitalizar la información, para aquellos que quieran echar un vistazo.

Haz clic sobre la imagen para agrandar