viernes, 11 de junio de 2010

It's time for Africa

Llegó el mundial. Cada cuatro años me hago la misma pregunta: ¿Ya pasaron cuatro años? Así es. 365 días multiplicados por 4, más un bisiesto.

No hay evento deportivo en todo el planeta comparable a un mundial de fútbol, no en vano es llamado "El Deporte Rey". Ni las olimpiadas, multitudinarias en disciplinas, se igualan a esto.

Son 32 países. La mayoría sabe que es poco probable que jueguen más allá de sus primeros 3 partidos, pero es mentira si alguno piensa salir de allí sin luchar y sin soñar, sobre todo aquellos que no tienen nada que perder. Eso si, al final, siempre estarán los mismos. No pregunten por qué, el fútbol es así.

Lo cierto es que el balón comienza a rodar en pocas horas, cuando el Anfitrión, Sudáfica se mida ante México. No apuesten basados en esto, pero para mi, México consigue cuando mucho, un sufrido empate, mientras que a segunda hora, Uruguay castigará a Francia. Si acierto, seguramente muchos tomarán en serio mis próximos pronósticos, pero si no lo hago, esto se verá muy mal, pero así se quedará.


Han pasado cuatro años desde que Cannavaro levantó la Copa del Mundo como capitán de la selección Italiana. En silencio, sin generar espectativas, los Italianos desean hacer el bis, para unirse a Brasil como pentacampeones y los únicos en repetir victorias en dos mundiales consecutivos. Desearía que fuese así, pero de verdad no les veo llegando muy lejos.




Este es el primer mundial que se jugará en el continente Africano. Luego de muchas complicaciones, se ha logrado tener todo listo a la fecha. Incluso la FIFA confesó haber ayudado monetariamente al país Sudafricano. Sea como sea, hay temores sobre la organización y también con los posibles atentados terroristas. Esperemos que los únicos gritos que se oigan, sean de los aficionados emocionados con cada jugada y cada gol.

Hace 8 años, se le brindó la oportunidad al continente Asiático de ser anfitriones de un mundial (Compartido entre Corea y Japón), cosa que fue catastrófico por este lado del mundo, no porque la organización no haya sido virtualmente perfecta, sino porque los horarios realmente fueron complicados. Aun así, a las 2:00 AM estuve despierto para presenciar encuentros como Rusia - Túnez. Es un mundial, cualquier trasnocho está plenamente justificado.


Son muchas las cosas que se podrían decir sobre esta fiesta que está por comenzar. hablar de Fútbol es algo infinito. Pero voy a cerrar con las fuertes críticas que se han hecho al balón oficial, el Jabulani (En Zulú, Celebrar). Han sido muchos los futbolistas, no solo los porteros, delanteros y mediocampistas, los que se han quejado del comportamiento de la esférica en cuestión.

"La pelota es horrible, horrorosa. Parece una de esas que puedes comprar en un supermercado". Estas palabras pertenecen a Julio César, portero de la selección de Brasil.

Realmente es hermoso el balón. Si sirve o no sirve, será igual para los 32 equipos. Seguirá siendo redonda para todos.

Llegó la hora de la verdad.